El peor enemigo para tu piel, la luz azul

 En la actualidad estamos tan cercanos a la luz azul que no podrás creer los efectos que tiene sobre tu piel.

Ante el confinamiento cada vez más estamos apegados a los dispositivos digitales, al ver mucho tiempo el televisor, pasar horas con el teléfono celular o leer algunos libros digitales, si bien te hacen pasar tiempo de diversión, le hacen un daño severo a tu piel.

¿Qué significa blue light?

Es una luz blanca generalmente en tonos fríos que se emite para que distingas los colores que ves en pantallas. Este tipo de luz tiene la particularidad de que afecta directamente a una capa profunda en la vista y en la piel, ya que penetran aún más que los rayos UV.

Consecuencias ante el uso excesivo de la luz azul.

Piel seca en aumento, ¿has escuchado hablar de las acuaporinas? Son canales transmembrana que transportan principalmente agua. Este tipo de luz, disminuye estas moléculas lo que causa la constante sequedad en tu rostro.

Adiós colágeno en tu piel, algo muy científico, pero altera la síntesis de las moléculas proteicas, lo que genera la destrucción de esta proteína que ayuda a mantener la firmeza y elasticidad de la piel.

Las manchas en la piel también pueden aparecer como consecuencia de la exposición constante a la luz azul, por ello es importante usar bloquedaor solar cada 4 horas, aun estando dentro de la casa o la oficina.

 En realidad, son problemas que con el paso del tiempo desencadenan en otros como el envejecimiento prematuro y el acné. Sin embargo, no tomamos las precauciones necesarias como con los rayos solares. 

Un estudio por WhistleOut (empresa especializada en comparaciones de telefonías) reveló que pasamos más de 9 años de nuestra vida mirando el teléfono móvil, teniendo en cuenta que va en aumento por cada generación. Es por esto que debes comenzar a implementar y cambiar hábitos en tu rutina diaria.

Programa tu teléfono celular en brillo adaptable, esta función eliminará la intensidad de luz que no necesitas, haciendo dentro del ambiente en el que te encuentres algo ideal.

Utiliza protectores solares minerales con óxido de hierro, ya que protege más de la luz visible. Además de los antioxidantes tópicos que ayudan a controlar los radicales libres, mismos que atacan el colágeno y la elastina.

Si no tienes el tiempo para realizarlo personalmente acude a sesiones de faciales, los cuales te revitalizarán, oxigenarán e hidratarán. ¡Visítanos! Contamos con gran variedad de técnicas para el cuidado de tu piel, si no te decides por alguno no te preocupes, nuestras terapeutas especialistas te brindarán la mejor asesoría en cuanto tratamientos y protectores solares a utilizar.